miércoles, 24 de diciembre de 2008

Cuento de Navidad ¿¿??

E y N tienen 85 años, 4 hijas, 9 nietos, 2 bisnietas y otr@s dos en camino. Su vida nunca ha sido fácil, la guerra les dejó cojos de padre a ambos. Parecen vidas paralelas, se llevan tan solo cinco días, pero realmente son vidas unidas.
Quizás el sufrimiento de una vida dedicada al trabajo sea lo que tantas veces le haga decir a ella: “como para creer en Dios”… por eso no creo que se pueda justificar lo que ayer hicieron como “espíritu de la Navidad”, porque para mí, que no creen mucho en su sentido bíblico, ojo, que si en el costumbrista.
La historia es que estos dos abuelos tienen, desde hace unos meses, por vecinos a una pareja de marroquíes con un bebé de 5 meses, y él ha tenido que marchar a Portugal el Lunes en busca de trabajo porque aquí fue despedido la semana pasada. La chica, además de no defenderse muy bien con el idioma está sola, acobardada, encerrada y sobre todo desamparada. (Aunque los servicios sociales sean para ciudadanos del municipio hay veces que se podía hacer la vista gorda ¿no?)
Pues resulta que la señora E, ha movilizado a sus vecinas y entre unas cuantas han provisto a la muchacha de necesidades básicas, puesto que aunque ella no teme por su hijo, al que le da pecho, si ella no se alimenta, ya me diréis…Además el abuelo se ha encargado de llamar a sus nietas madres para que busquen entre la ropa que tienen de sus hijas algo para el niño, así que hoy al menos la noche será un poco menos fría, aunque les falte el calor familiar, que dicho sea de paso también han intentado sustituirlo, pero las costumbres culturales, aunque creo que es más bien la prudencia de no querer molestarnos, según ella, hacen que pasen esta noche solos.

Sé que no es un acto heroico, ni mucho menos, pero para mi, su nieta, y para otros muchos, es una nueva lección de abuela (y en este caso, de abuelo también), nada de racismo, nada de egoísmo, nada negativo…todo con un gran corazón. GRACIAS ABUELOS.

PD. Feliz noche y esas cosas…

3 comentarios:

Pedrot dijo...

Y dónde estaban los hipócritas de los curas que no han ayudado a la pobre chica en estas fechas. Ahhh, que es musulmana, no lo recordaba, y la cosa de la Navidad no va con ella. Qué más da que esté sola, hambrienta y pasando frío, si es musulmana. Menos mal que esos del alzacuellos han comido y cenado bien para así poder seguir guiando a ovejas descarriadas como yo que creen que la Navidad es una mierda, un período de hipocresía en el que todos nos deseamos paz y concordia y, después, si te he visto no me acuerdo. Gracias a "Dios", o más bien a las conciencias, que el sufrimiento de unos ha servido para subsanar el posible sufrimiento de otros. Enhorabuena a E y N por su buen hacer y su solidaridad.

Sergio dijo...

Animate a enviar este post a:
http://www.historiasdeoro.org/

ROJO ES EL COLOR dijo...

En parte yo me pregunte algo parecido Pedro.