miércoles, 3 de diciembre de 2008

Las cosas claras...(2.410 cobardes)

Hoy viendo a Iñaki, no puedo sino mostraros sus palabras, cualquier cosa que yo escribiese quedaría a la altura del betún al lado de esto:

"Tal vez a España le cueste acabar con ETA, pero Euskadi, si lo quisiera, podría acabar hoy mismo. Bastaría que los vascos despertáramos del sueño y recuperáramos nuestra dignidad como pueblo. Una dignidad que hemos malbaratado en tantos años de comprensiones equivocadas, interpretaciones políticas enrevesadas y una variada gama de excusas y desenfoques para no ver lo obvio. Para no ver asesinos en los asesinos de ETA,sino patriotas, o hermanos descarriados, o vanguardia política, o mal necesario,o mal indeseable pero inevitable. Al no verlos exactamente como asesinos,era fácil que muchos no vieran a las víctimas exactamente como víctimas. Así,poco a poco, día a día, año a año, hasta el desarrollo del virus y la infección general; y la pérdida de la dignidad, por tanto silencio, tanta cobardía. Nos fuimos enredando en discusiones bizantinas sobre soluciones políticas o soluciones policiales, y sus múltiples combinaciones en uno u otro momento de la historia. Nos trabamos también, de forma pegajosa, en las disputas de ocasión. Lemoniz o Leizaran, hoy la Y griega vasca. Como si fueran razones cuando sólo han sido y son excusas. Enmarañados en esas disputas, relacionando la violencia con tal o cual hecho político o social, fuimos digiriendo, como simple efecto secundario, crímenes, muertos, huérfanos, viudas, amenazas y extorsiones. Y nos envenenamos. Euskadi es un pueblo que está envenenado. Desde hace unos años, lo sabemos con claridad, y nos asusta. Y queremos curarnos, y hemos empezado a curarnos. Pero todavía muchos sueñan con milagros. A esos milagros los llaman Madrid, referéndum o consulta. Pero los remedios no están en Madrid ni en la consulta. Están, por ejemplo, en los 2.409 votantes de ANV en Azpeitia, y en su joven alcalde, Iñaki Errazkin, también de ANV. Si ellos se atrevieran a defender sus objetivos políticos sin la ayuda de asesinos, y dijeran "no" a ETA, estaríamos en el camino de la curación colectiva. Pero ya vemos que no: 2410 cobardes. Y ya sabemos, lo dijo Montaigne, que la cobardía es la madre de la crueldad."


Para los que prefiráis verlo:
Vídeo

Simplemente, ¡GENIAL!

1 comentario:

PedroT dijo...

Sabes que pasa, que cuando a un pueblo se le dan alas pero sin plumas al cabo del tiempo te empieza a picotear por todos los lados, y eso es lo que ha ocurrido con Euskadi. A algunos policituchos de pacotilla se les ocurrió hace años decir que ellos eran mejores que los demás y que tenían derecho forales porque un Rey, quien fuera, se los había concedido. Qué paradógico no, un Rey les dio derechos a un pueblo que ni siquiera reconoce la monarquía actual. Quizás este sea el peaje que tenga que pagar el pueblo español por haber sido discriminador de regiones. ¿Por qué un vasco vale más que un cántabro o que un extremeño? QUÉ ALGUIEN ME LO EXPLIQUE. Ese es el motivo por el que algunos matan a diestro y siniestro, porque se creen superiores a los demás. Así empezó Hitler en Alememania.