jueves, 10 de abril de 2008

Ecologismo desinteresado

Hace tiempo que tenía pensado escribir un post sobre esto, pero siempre se me acaba olvidando. Yo hace tiempo que lo uso, y muchos seguro que lo conocéis.

Google ha sacado un nuevo buscador para ayudar a repoblar el amazonas y los bosques de todo el mundo. Se llama Ecoogler, y es un buscador basado en la tecnología de Google y cuyo objetivo es hacer frente a la desforestación. La idea es que, por cada búsqueda que se haga, se dona una hoja para repoblar los bosques.

La donación es simbólica, por supuesto. Pero por cada millón de hojas donadas, se hará una donación de árboles a la asociación Aquaverde para repoblar el Amazonas y los bosques de todo el mundo.

No está mal la causa ¿no? así que os invito a utilizarlo, a ver si entre todos podemos contribuir a reforestar un poco el planeta. Ya sabéis que muchas hojas hacen un árbol...

2 comentarios:

David R. dijo...

Interesante, aunque ahora me entra la duda de si utilizar ecoogler, o utilizar el que vengo utilizando hasta ahora, blackle, el otro buscador de google con conciencia medioambiental (al ser la pantalla completamente negra se salva energía, por lo que tengo entendido fue un reto que les hicieron a google los movimientos ecologistas). De cualquier modo, en google podían haber aunado ambos, vamos, una página en negro con donaciones por cada búsqueda. Por cierto ¿porqué será que ni blackle ni ecoogle tienen todos los servicios del google original -búsqueda de imágenes, googlemaps, etc? Mmmm, ¿serán un poco ecologistas de boquilla estos de google? De cualquier modo, ellos siguen teniendo el poder, pero nosotros, pobres usuarios, tenemos al menos una forma de que nuestro comportamiento en internet contribuya de algún modo a un mundo un pelín más sostenible.

Rojo es el color... dijo...

Que razón tienes David. La verdad es que también utilicé un tiemplo el blackle, pero con ambos me sucede lo mismo que a ti, me pregunto por qué no tienen todos los sevicios de google...
En fin, que lo de ecologismo de boquilla yo también lo he pensado, pero oye, tampoco cuesta nada, aunque indagaré.
Un beso.