viernes, 31 de octubre de 2008

...tiene "cojones"...

Hoy, como todo los días, casi lo primero que hago tras levantarme es leer el periódico (en mi casa siguen comprando la prensa escrita, las tecnologías aún crean recelo...) y una de las noticias con las que me quedo, no sé si por causarme gracia o pena es ésta.
A estas alturas, que haya gente que aún no comprenda el significado de la palabra "LEY", puede resultar llamativo, pero si esa persona además obstenta un cargo público...tiene bemoles la cosa.
Lo demás, poco me sorprende viniendo de alguien perteneciente a ese colectivo. Además en mi pueblo, sin llegar a ese nivel de "extremismo", esas afirmaciones amenazantes, altaneras y con cierto aire de superioridad, nos son demasiado frecuentes y ya no me resultan novedosas (que sí graves).
En fin, que lo único que nos queda es celebrar que personas como este individuo no tengan representación suficiente para gobernar nunca más.

2 comentarios:

La Habitación Roja dijo...

Será que gracias a ... ?¿ [;)] no viví la dictadura e intervenciones como la de este hombre no me caben en la cabeza, puedo llegar a entenderlo casi todo... pero ¿esto? me supera!

PedroT dijo...

Me gusta el tema y voy a opinar.

Toda la polémica que ha suscitado la Ley de la Memoria Histórica en muchos casos tiene su sentido pero en otros no.

Desde mi punto de vista, todo lo que ocurrió del 36 al 39 debería de dejarse apartado porque fue un momento equivocado de nuestra historia, en el que hubo excesos por parte de los dos bandos.

Otra cosa es tratar de enmendar las tropelías del régimen franquista desde el 39 en adelante, de eso sí que estoy a favor en tanto que se resarza la memoria de los fusilados de posguerra.

Hace pocos días, un sábado que fuimos a hacer una ruta por el Cañón del Ebro en Burgos, cerca de Orbaneja del Castillo, pudimos ver dos tumbas de dos fusilados. Obvié hacer ningún tipo de comentario porque paso de mezclar política y ocio (bastante lo he mezclado ya), pero he deducido después que esas dos tumbas, con los nombres y el día de la muerte fechados en una cruz de forja, pertenecen a dos republicanos que lucharon por defender la democracia de aquel entonces. No creo que se trate de tumbas falangistas ya que éstos tuvieron un excelente trato de favor en la posguerra.

A quien arguemente que es necesario dejar descansar a los muertos, solamente decir que quizás los dos fusilados de Burgos aún 80 años después no estén descansando en paz.

No entiendo por qué algunos políticos se empeñan en negar la mayor. Los musulmanes niegan el holocausto contra el pueblo judío y algunos políticos de la derecha española están empeñados en negar que en España hubo una dictadura represora de libertades durante varios lustros.

¿Por qué todos nos unimos para condenar el terrorismo y no nos unimos para restablecer la memoria de nuestros antepasados? No es bueno confundir, como hacen algunos, restablecer la memoria (entendida como honor, creo yo), que hacer memoria. Ahí es donde está la equivocación.